jueves, julio 30, 2015

Doris Lessing









Entrevistador: ¿Mantiene hábitos regulares a la hora de escribir?

Lessing: Eso no importa porque solo son hábitos. Cuando estaba criando a un hijo me enseñé a mí misma a escribir en ráfagas muy cortas y concentradas. Si tenía un fin de semana o una semana, me quitaba una increíble cantidad de trabajo. Ahora esos hábitos tienden a estar arraigados. De hecho, lo haría mejor si pudiera ir más despacio. Pero es un hábito. Me he dado cuenta de que la mayoría de las mujeres escriben así, no como Graham Greene que, entiendo, escribe ¡200 palabras perfectas cada día! ¡Eso me han contado! De hecho, creo que escribo mucho mejor si me fluye. Comienzas algo, y al principio es un poco irregular, torpe, pero entonces llegas a un punto en el que hay un click y de pronto escribes fluido. Ahí es cuando creo que estoy escribiendo bien. No escribo bien cuando estoy ahí sentada sudando sobre cada frase. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada